Vanessa-Mae en español

 PRENSA : Artículos de prensa de Vanessa-Mae

Menu:

NUEVO: Notas escaneadas !
Notas escaneadas

1992
Pasión por el instrumento

1995
Entrevista con la violinista "Red Hot"

1996
Las 50 personas más hermosas
Belleza clásica
Noreste en Domingo
Una especie de cumpleaños

1997
Buenos Días América
Mis vaciones 1997
Revelaciones de un triste momento
Raíces Chinas
Vanessa-Mae lanza Storm
Ciudadana del país que visita
Boulevard

1998
Noches de gala para Vanessa-Mae
Lo absolutamente peor
Popular, bella y asiática
Vanessa-Mae visita Caracas
Vanessa-Mae unifica territorios
V-M imprime un nuevo estilo
El virtuosismo hecho mujer
V-M no llenó el auditorio nacional
Vanessa, de turista
V-M promueve en México
Vanessa en Teotihuacán

1999 - 2000
Un acosador le envió vísceras de vaca
Alimento para fanáticos
No más mami, nena
Vanessa-Mae habla con franqueza
Vanessa-Mae enamorada
El Poder de C

2001
No seguiría con la música si no...
V-M echó a su segundo manager
La violinista tiene nuevo album
Sueños pop de una virtuosa
Subject To Change
V-M deslumbró Trafalgar Square
Amar la música de Vanessa-Mae
Orquesta de Karlovy Vary
Vanessa-Mae también canta
La Auténtica-auténtica yo

2002
Las palabras me imponen
The Best
Encontré la libertad en el violín
Crossover gas

2003
The Best: Talento y Belleza

Mis Vacaciones
The Sunday-Times, Sección Viajes. 26 de otubre de 1997


Mis vacaciones - Vanessa-Mae



Vanessa-Mae Nicholson, nació en Singapur en 1978, pero se mudó a Londres cuando tenía cuatro años. Empezó tocando el piano a los tres y cambió al violín a los cinco. A los ocho entró en el Conservatorio Chino en Beijing e hizo su concierto debut a los 10. A los 11 entró en la Academia Real de Música en Londres, y a los 12 hizo una gira con el Londres Mozart Players. En 1996, su álbum "The violin player" vendió 2 millones de copias. En 1997, ganó el premio Nordoff-Robbins Silver Clef International Music Award . Actualmente vive con sus padres en el oeste de Londres . Mañana es su cumpleaños número 19, y el día en que se pone a la venta su nuevo CD "Storm".

Mi trabajo es bastante agitado, tipo rock'n'roll, en cuanto a horarios y estilo de vida, por lo que, las vacaciones son tiempo para tomarse (físicamente) un descanso . Pero yo nunca sueño con simplemente recostarme por ahí y pensar durante horas y horas todo el día. Yo tengo que hacer algo muy activo y sin parar, que no es precisamente trabajar. Yo quiero divertirme de una manera muy diferente, extrema... como con el esquí.
  
Yo amo esquiar, tanto en el agua como en la nieve. Nosotros a veces esquiamos en Francia ( en Val d'Isère , Heynia y Trois Vallées) pero desde que era pequeña también hemos estado esquiando mucho en St Moritz. Este lugar no solo es muy bueno para esquiar, sino que tambien es un lindo sitio para pasear. Muchos de estos lugares franceses son para el esquí extremo, y, para las personas que no esquían tanto (como mi madre y mi abuela), resultan aburridos ya que no encuentran otras cosas para hacer. También vamos a Badgastein, en Austria. Y este año, después de dos conciertos en Viena, simplemente tomé mis botas de esquí... y me dirigí hacia las cuestas.
  
Yo amo el sentimiento de velocidad. Esquiar me da un sentimiento de fluir, de planear sobre todas las demás cosas, de estar sola en una montaña, lejos del instructor de esquí, mirando el inmenso paisaje de nieve virgen, sin huellas, lanzandome hacia el valle desde una cuesta empinada. Es un sentimiento que no admite preguntas y respuestas. es casi como que, estando cerca de la naturaleza, me siento completa. Pero lo principal es que esto es espiritual. Y yo lo puse en mi música.
  
Este verano nos tomamos tres semanas de vacaciones, que es el descanso más largo que he tenido desde que era niña, y fuimos a Argentina. Era una especie de perversión que, en el calor de agosto, yo fuese a encontrar la nieve en el hemisferio sur. Pero en verano yo me pongo ansiosa y realmente necesito calzarme los esquíes de nuevo. Fuimos a los Andes por 10 días. Primero volamos a Buenos Aires, de allí tomé una avioneta a San Rafael , y luego un autobús a San Carlos de Bariloche, que es un gran lugar en Río Negro; y estas fueron simplemente las mejores vacaciones que he tenido.
  
Logicamente, tengo que tener cuidado con mis manos, pero yo he estado esquiando desde que tenía cinco o seis años, y, obviamente, no soy una atropellada; Por eso no me arriesgo en exceso. Pero todo en la vida tiene su riesgo. Si usted sale de su casa puede ser arrollado por un automóvil. Personalmente, pienso que la vida es bastante corta por lo que es bueno disfrutarla en todo lo que uno hace.
  
Cuando estoy trabajando, realmente no hay tiempo para tomarse vacaciones. A veces apenas se llega a captar una idea leve del lugar que uno está visitando, de su onda, su cultura, el ritmo del lugar...
  
Siempre regreso a lugares que realmente me gustaron pero que no tuve tiempo de conocerlos bien como a Argentina. A veces podemos conseguir un par de días al final de una asignación. Como cierta vez, al finalizar la filmación de un video pop en Miami, fuimos a hacer esquí acuático en St Lucia durante unos días. O los dos días, este verano, en el Mundo de Disney en Orlando. Eso fué principalmente para mi madre; ella simplemente está enloquecida con ese lugar.
  
Cuando tenía cuatro años fui por primera vez a Disney en Tokio. Hay, al parecer, fotografías de mí absolutamente aterrorizada, apuntando a los diferentes países en el paseo del "Pequeño Pequeño Mundo". Cuando era una niña disfrutaba mucho esos atemorizadores paseos en la montaña rusa, pero ahora que estoy un poco mas grande prefiero, si estoy haciendo esos "paseos de terror" o estoy esquiando, estar mas controlada. Hoy día me gustan los paseos discretos como "el Viento en los Sauces" y "Blancanieves y los Siete Enanos", pero mi favorito todavía es el "Pequeño Pequeño Mundo."
  
Cuando estaba estudiando en el Conservatorio Musical de Beijing fué que viajé dos veces para ver la Gran Muralla China y el Palacio del Emperador. De hecho, yo hice un proyecto para mi escuela inglesa en la Gran Muralla, y después de seis meses sin mis amigos escolares ingleses, volver con el proyecto y conseguir cinco estrellas por él fué realmente fantástico.

Esto fué un shock cultural para mí, después de vivir en Inglaterra, estar en China, pareciendo china aunque con un padre tailandés y no pudiendo hablar una palabra de chino. Los chinos pensaban que aquella chica que estaba entre ellos era muy rara, pues tenía todo el aspecto de una chica china, pero sólo hablaba inglés. Aunque después yo aprendí un poquito de mandarín, lamentablemente no consigo leerlo ni escribirlo. Pero fué grandioso juntarse y mezclarse con personas de una cultura tan diferente

Lo destacado de mi estancia fué mi maestro que me enseñó el método ruso de Yankelevich para tocar el violín. Este le hace relajarse mientras toca, que es un modo saludable de tocar música. Y en Beijing yo empecé también mi primera "colección de animales salvajes". Aunque estábamos viviendo en un hotel, primero con mi madre y luego con mi abuela, debido a que amo los animales, viví con un erizo, algunos pollitos que yo conseguí para Pascuas, algunos ratones que vinieron de algun laboratorio, y un "budgie". El restaurante japonés de abajo, en el hotel, me dio algunas carpas doradas, y también coleccioné algunos renacuajos de un estanque: simplemente era fantástico tener los animales.
  
También tomo los libros en las vacaciones. Ahora estoy leyendo "El Tambor de Estaño" de Günter Grass. Es un libro raro, ambientado en tiempos de Hitler y el Nazismo. Es parte de mi curso de historia de primer nivel. Pero mi autor favorito es Gabriel Garcia Marquez. Yo realmente lo amo . Me fascinó su "Amor en tiempos de Cólera" y "De Amor y Otros Demonios". Él tiene el don de describir, incluso las cosas más mundanas, de una manera mágica.
  
También llevo conmigo muchos cassettes. La cosa sobre la música es que usted no puede decir, "yo no voy a escuchar cualquier música". Esto es parte de mi vida profesional y personal. Me gusta tener la música alrededor mio todo el tiempo. Yo llevo conmigo cintas de todos los géneros. Las bandas viejas, como los Bee Gees, y si yo voy a Barbados, el reggae. O los grandes clásicos como Heifetz o Kreisler tocando conciertos. A veces, un solo de Bach, que es muy purificador para el organismo. O bien, si tengo que volver pronto para dar un concierto , me llevaré unas partituras para estudiar.
  
Y, por supuesto, llevo mi violín. Tengo que asegurarme que no esté demasiado húmedo, porque eso podría despegar la cola, o, en los países secos, guardarlo húmedo para que no cruja. Cada seis meses tiene que ir a un "doctor de violín" para una comprobación. A veces me pongo a practicar durante una hora, a veces durante un rato mas largo. Tocar es semejante a una actividad física. Pero estas vacaciones de verano fueron malas: ¡no toqué mi violín durante tres semanas!

Por Glenn Cooke - Vanessa-Mae habló con Vanya Kewley - Fotografía © Vanya Kewley

 

  
Sitio creado por Jorgemae (contenidos) y El_Guille (programacion cgi). Usted es la visita Nº 2298687 desde Diciembre 2000.
Esta es una página sin fines de lucro. NO estamos relacionados con Vanessa-Mae ni con ninguna compania discografica. Cualquier contenido que viole los derechos de autor, notifiquelo por email a info@vanessa-mae.com.ar, y será removido inmediatamente. Sitio diseñado en 800 x 600. MAPA DEL SITIO