Vanessa-Mae en español

 DISCOGRAFIA : Discos, singles y videos de Vanessa-Mae

Menu:

Albumes Completos
1995. Violin Player
1996. Classical Album 1
1997. China Girl
1997. Storm
1998. Original Four Seasons
2001. Subject To Change
2004. Choreography

Otros Discos
1991. Violin
1991. Kid's Classics
1992. Tchaikowsky & Beethoven
1996. The Alternative Record
2000. The Early Years
2002. The Best of Vanessa-Mae
2003. The Ultimate Vanessa-Mae

Singles, mixes y otros
Singles, mixes y otros

Colaboraciones
Colaboraciones

Videos
1995. The Red Hot Tour
1996. Live At Berlin Philharmonie
Otros videos...

THE EARLY YEARS
2000 - The Classical Collection 1




Álbum editado en septiembre del 2000. Recopilación de los tres primeros discos de Vanessa-Mae: "Violin", "Kid's Classics" y "Tchaikovsky and Beethoven violin Concertos", grabados entre 1990 y 1991. Orquestas y directores varios.



Lista de Temas

    CD 1 - Russian Album
    Dmitry Kabalevsky Violin Concerto in C Op. 48
      1. i. Allegro   (04:30)
      2. ii. Andante   (05:02)
      3. iii. Vivace giocoso   (05:51)
    Tchaikovsky
      4. Russian Dance (Swan Lake, Act III)   (04:00)
    Tchaikovsky: Violin Concerto in D Op. 35   (01:00)
      5. i. Allegro moderato   (17:22)
      6. ii. Canzonetta (Andante)   (05:46)
      7. iii. Finale (Allegro vivacissimo)   (09:06)

    CD 2 - Viennese Album
    Kreisler
      1. Schön Rosmarin   (01:57)
      2. Liebesleid   (02:54)
      3. Liebesfreud   (03:04)
    Casadesus: Violin Concerto in D 'Adelaide'
      4. i. Allegro (cadenza by Vanessa-Mae)   (07:22)
      5. ii. Adagio   (07:14)
      6. iii. Allegro (cadenza by Vanessa-Mae)   (04:21)
    Beethoven: Violin Concerto in D Op. 61
      7. i. Allegro ma non troppo (cadenza by Kreisler)   (22:47)
      8. ii. Larghetto   (08:06)
      9. iii. Rondo (Allegro) (cadenza by Kreisler)   (09:46)

    CD 3 - Virtuoso Album
    ... Inspirado en los clásicos
      1. Salut d'amour Op. 12   (02:26)
      2. Lullaby   (02:00)
      3. Air on the G string (from Orchestral Suite No. 3 in D)   (02:17)
    ... Inspirado en el cine
      4. My Favourite Things   (01:16)
      5. The Pink Panther   (02:28)
      6. Les Parapluies de Cherbourg   (01:46)
    ... Inspirado en la cultura pop
      7. One Moment in Time   (04:36)
      8. Yellow Submarine   (01:38)
    ... Inspirado en la cultura folclórica
      9. Frère Jacques   (08:54)
      10. La campanella   (05:22)
      11. Chinese Folk Tune   (02:36)
      12. Tambourin chinois   (03:58)
    ... Inspirado en la ópera
      13. Figaro   (05:29)
      14. Summertime   (01:52)
      15. Concert Fantasy on Carmen Op. 25   (13:37)
      16. Fantaisie brillante on themes from Gounod's Faust Op. 20   (16:19)



Escribe Vanessa-Mae
Muy pocas cosas estaban en claro en mi cabeza a los siete años, excepto un absoluto deseo de tocar los conciertos para violín de Tchaikovsky y Beethoven. A pesar de mi inconstancia en todas las otras cosas, me mantuve firme en mi intención de cumplir ese deseo.
Yo era una invitada frecuente en numerosos cócteles, cenas y reuniones que mis padres organizaban en nuestra casa familiar. Sin embargo, una noche decidí que mis días como "la niña de los pijama party" habían terminado. En lugar de ello, opté por encerrarme en mi cuarto y ponerme a estudiar con mi violín.
Así fue como, mucho antes de que mi profesor incluyera el concierto de Tchaikovsky en mis planes de estudio, yo ya lo había digitado y memorizado.
En el caso del de Beethoven, la primera vez que escuché en el estudio la apertura Tutti, interpretada en vivo por una orquesta, me conmoví tanto que casi no me animé a entrar. Había momentos de calma en los que podía sentirme muy bien con la música, con los silencios, y dentro de cada latido de los corazones y pensamiento de los músicos, que parecían momentáneamente suspendidos en un profundo deleite de lo que estábamos creando con aquella grabación. Aquella magia parecía también ser mutua, cuando, al finalizar el Larghetto, la orquesta prorrumpió en aplausos; una reacción común al terminar un Allegro rápido y llamativo, pero maravillosamente sorprendente al final de un movimiento lento y sereno.
Cuando decidí grabar una colección de mis obras cortas favoritas, no fue una decisión deliberada incluir semejante variedad musical. Simplemente quise agrupar una selección de mis temas favoritos, temas que me resultaban atractivos cuando tenía 12 años y que pensé que quedarían bien con mi violín.
Mientras tocaba y grababa "La Pantera Rosa" o "Un momento en el Tiempo" traté de aproximarme a la música con la misma actitud y exactitud que cuando grabé a Kreisler o a Tchaikovsky. Es decir, con la intención de comunicar la emoción particular y el sentimiento que cada obra posee. Para mi no fue relevante el hecho de que algunas composiciones hayan sido escritas cientos de años antes que otras y que, por ello, sean catalogadas de "Clásicos". Muchas de esas piezas fueron las obras "pop" de su tiempo, y muchos de los temas mas recientes serán clásicos algún día, debido a su fuerza perdurable.
Muchas cosas en mi han cambiado desde mis trece años, aunque algo que siempre permanecerá en mi es mi determinación de tocar música que me satisfaga y nunca restringirme a categorías impuestas arbitrariamente desde afuera.



Álbum "Virtuoso"
Vanessa-Mae inicia su colección de virtuosos favoritos con tres solos clásicos de orígenes algo diferentes. "Salut d'Amour" de Elgar, fue escrito originalmente para sólo de piano. Sin dudas consciente de su potencial comercial, el compositor rápidamente arregló la obra para poder ser ejecutada por una orquesta de cuerdas, o por violín y piano, y muy pronto ésta se convirtió en una de las composiciones más vendidas de la época. De modo similar, Brahms (quien compuso muchas de las más finas y originales obras para violín del repertorio clásico) llevó por el mundo a su encantadora "Lullaby" como una canción con acompañamiento de piano. Lo más notable de todo, la cautivante "Aria de la Suite orquestal N° 3" de Bach fue adaptada para violín y piano en el siglo XIX por el virtuoso alemán August Wilhelmj. Su arreglo indica que la melodía puede ser interpretada completamente en la cuerda más grave (G) y el apodo popular se mantuvo para siempre desde entonces.
La adaptabilidad del violín le ha permitido sobrevivir durante mas de 400 años. Es tan efectivo en salones minúsculos como en el centro de la pantalla del mundo del cine, como queda evidenciado en las chispeantes interpretaciones de V-M de la música de Michel Legrand "Los paraguas de Cherburgo", de Henry Mancini ("La Pantera Rosa", la inolvidable música de  los títulos de la primera película del Inspector Clouseau) y de Rodgers y Hammerstein ("Mis cosas favoritas", de "El sonido de la música").
Reconocida hoy en el mundo entero como una de los grandes embajadores de la música clásica y pop, V-M nos brinda aquí una muestra de obras pop con la firma de su particular estilo: La canción de John Bettis "Un momento en el tiempo" y "Submarino amarillo" de Lennon y Mc Cartney.
La inspiración viene muchas veces del lado del folklore de distintas regiones, bien en la forma de piezas originales -como la evidentemente italiana "La Campanella" del violinista hechicero Paganini y las caprichosas inflexiones orientales del "Tambourin Chinois" de Kreisler- o transcripciones tales como la "Canción Folklórica china" o "Frere Jacques".
Nuestra inspiración final es el mundo de la ópera. La inolvidable "Summertime", de la obra de Gershwin "Porgy and Bess", puede oírse en un arreglo de Jascha Heifetz. El "violinista del siglo" fue también responsable de la trascripción de "Fígaro", de su amigo Tedesco-Castelnuovo (basado éste en el Fígaro de Rossini). Esta difícil obra maestra sólo ha sido ejecutada en vivo por dos violinistas: Heifetz y Kogan, y apareció en el repertorio de conciertos de V-M cuando era muy joven aún. Y una de sus primeras interpretaciones televisadas de esta obra con la New Belgian Chamber Orchestra en el Hall del Queen Elizabeth en Antwerp, constituye un fiel testimonio de su increíble precocidad.
Finalmente, dos estimulantes popurrís que tejen una red de intrincancias técnicas alrededor de temas de dos de las más populares óperas de todos los tiempos: la "Fantasía sobre Carmen de Bizet", de Sarasate, y la "Fantasía Brillante sobre temas de Fausto de Gounod", de Wieniawski.

Album Vienés
En los tiempos en que los compositores rusos comenzaban a establecerse como tales, Viena había sido la capital musical de Europa durante mas de medio siglo. La incomparable lista de compositores incluye a Mozart, Haydn, Schubert, y, quizás el más notable de todos, L. V. Beethoven. La premier del único concierto para violín completo de Beethoven, el 22de diciembre de 1806, lamentablemente no estuvo libre de inconvenientes. Para empezar, la obra fue interpretada virtualmente a la vista, ya que el compositor había estado trabajando en ésta hasta ultimo momento. Además, la ejecución no fue continua: el primer movimiento vino antes del intervalo, y el resto siguió solo después que el popular solista Franz Clement haya ejecutado una de sus composiciones sobre una cuerda, con el violín tomado al revés.
De acuerdo con una crónica, la audiencia no estaba segura acerca de qué opinar de la pieza al principio: ?Con respecto al concierto de Beethoven, el veredicto de los expertos es unánime, concediéndole muchas bellezas, pero reconociendo que su combinación parece muchas veces confusa y que las interminables repeticiones de ciertos ?lugares comunes? podrían fácilmente resultar tediosos.? En efecto, solo fue después de un histórico concierto brindado en Londres, en 1844, por el prodigioso Joseph Joachim, de 12 años (dirigido por el compositor Félix Mendelssohn) que esta gloriosa obra finalmente ganó un lugar permanente en los repertorios clásicos.
Llamativamente, V-M ejecutó y grabó este hito en medio de conciertos, a la misma edad.
Un siglo después, Beethoven y la tradición Vienesa se habían dividido firmemente entre el revolucionario ?sonido del mundo? de Schoenberg y sus seguidores, y los declarados nostálgicos, gente como Richard Strauss y el muy popular compositor-violinista Fritz Kreisler (cuyas cadenzas V-M ejecuta en el concierto de Beethoven). Con sus cautivantes miniaturas, como sus Schon Rosmarin, Tambourin Chinois y aquellos queridos ?Tristeza de amor? y ?Alegría de amor?, Kreisler deleitó -y continúa haciéndolo- a audiencias de todo el mundo.
Al menos tres conciertos para violín tenían al mismo tiempo el nombre de Mozart erróneamente agregado. Aquel conocido como el ?Adelaide? es tan encantadoramente melodioso y atractivo que nada menos que una figura de la talla de Yehudi Menuhin lo tomó y lo grabó, mientras que el compositor Paul Hindemith fue mucho mas allá llegando a escribir cadenzas para esa obra (V-M usa las suyas propias en este disco). En este caso, esta deliciosa pieza volvió a ser el trabajo del violinista Marius Casadesus, uno de una renombrada familia de músicos que produjeron un buen número de ?viejas obras maestras?. En un principio, presentó su obra en un concierto en París, en 1931 como un trabajo de Mozart hasta entonces no publicado, dedicado a Adelaida, hija de Luis XV, que él tenía editado y orquestado.
Curiosamente, Kreisler tuvo también esa maña, haciendo pasar una buena cantidad de sus composiciones por obras olvidadas del pasado; Es conocido el hecho que, virtualmente, todos los críticos cayeron en sus trampas.

Álbum Ruso
El surgimiento de un grupo de compositores rusos altamente dotados durante el siglo XIX fue una de las más felices coincidencias de la historia de la música. Hacía mucho que ese país no tenía un compositor de nivel internacional. Entonces, siguiendo el ejemplo de Glinka de integrar canciones folklóricas rusas en sus óperas y trabajos orquestales, el sanspetersburgués Borodín, Rimsky-Korsakov, Mussorgsky y Balakirev (todos ellos, en principio, simples amateurs part-time), emergen como por arte de magia.
Aún sus considerables hazañas fueron empequeñecidas por la estrella líder moscovita Pyotr Ilyich Tchaikovsky, cuyas sinfonías, ballets y conciertos están entre las obras maestras más populares de la música mundial.
En marzo de 1878, Tchaikovsky le escribió a su editor, comentándole que ?se me ocurrió una idea, completamente por casualidad, que me entusiasma mucho y que está casi terminada?. La idea fue el esbozo inicial, completado en apenas dos semanas, de su único concierto para violín. Tchaikovsky tenía intenciones de dedicarle la obra al gran pedagogo de violín Leopold Auer, pero éste declaró al concierto lisa y llanamente ?inejecutable?, y no fue hasta 1881 que el centelleante virtuoso Adolf Brodsky lo estrenó en Viena. El compositor re-dedicó su trabajo a Brodsky y escribió en una fotografía personal: ?Para el re-creador del concierto considerado imposible, de parte del agradecido Pyotr Tchaikovsky.?
Incluso el estreno estuvo lejos de ser un evento feliz. En medio de la representación, una disputa estalló en la audiencia entre facciones rivales de modernistas y conservadores, estando la primera, sorprendentemente, en apoyo del concierto. El influyente crítico pro-Brahms, Eduard Hanslick, introdujo alegremente aún mas el puñal, acusando al trabajo de ?apestoso?. A pesar de tan poco auspicioso comienzo, la obra se convirtió rápidamente en una de las más populares entre los conciertos.
Los ballets de Tchaikovsky incluyen asombrosos solos de violín para el líder y muchos de ellos se han vuelto la atracción principal del repertorio de los violinistas solistas. El más desafiante es ?Danza Rusa?, de ?El lago de los cisnes?. Ejecutado muy pocas veces, siempre es omitido del ballet en occidente. Incluso en Rusia, se lo ha interpretado en contadísimas ocasiones  y en manos de líderes excepcionalmente capaces.
Setenta años después, Kabalevsky compuso su propio concierto para violín, bajo la sombra de la crítica más implacable: el ojo siempre atento del poder político. En enero de 1948, Andrei Zhdanov, quizás el más temido y odiado de los secuaces de Stalin, declaró públicamente que ciertos compositores no eran suficientemente sinceros y optimistas en sus obras; Kabalevsky estaba en su lista. La respuesta de éste último fue escribir una pieza fácilmente asimilable, intencionalmente optimista y emocionalmente sencilla, que rebozaba de canciones pegadizas. El glorioso resultado se ha vuelto uno de los trabajos más populares del autor, tan placentero de tocar como de oír.



Fotos incluidas en el album  

                



Volver a Otros Discos

 

  
Sitio creado por Jorgemae (contenidos) y El_Guille (programacion cgi). Usted es la visita Nº 2288219 desde Diciembre 2000.
Esta es una página sin fines de lucro. NO estamos relacionados con Vanessa-Mae ni con ninguna compania discografica. Cualquier contenido que viole los derechos de autor, notifiquelo por email a info@vanessa-mae.com.ar, y será removido inmediatamente. Sitio diseñado en 800 x 600. MAPA DEL SITIO