Vanessa-Mae en español

 DISCOGRAFIA : Discos, singles y videos de Vanessa-Mae

Menu:

Albumes Completos
1995. Violin Player
1996. Classical Album 1
1997. China Girl
1997. Storm
1998. Original Four Seasons
2001. Subject To Change
2004. Choreography

Otros Discos
1991. Violin
1991. Kid's Classics
1992. Tchaikowsky & Beethoven
1996. The Alternative Record
2000. The Early Years
2002. The Best of Vanessa-Mae
2003. The Ultimate Vanessa-Mae

Singles, mixes y otros
Singles, mixes y otros

Colaboraciones
Colaboraciones

Videos
1995. The Red Hot Tour
1996. Live At Berlin Philharmonie
Otros videos...

THE CLASSICAL ALBUM 1
1996



Vanessa-Mae junto a la London Symphony Orchestra, dirigida por Victor Fedotov


Lista de Temas

     J.S. Bach (1685-1750) Partita No. 3 in E for Solo Violin
       1. a. Preludio
       2. b. Loure
       3. c. Gavotte En Rondeau
       4. d. Menuet I
       5. e. Menuet II
       6. f. Bouree
       7. g. Gigue

    Johannes Brahms (1833-1897)
       8. Scherzo in C Minor for Violin and Piano

    Ludwig van Beethoven (1770-1827)
       9. Romance No. 2 in F for Violin and Orchestra Op. 50

    Max Bruch (1838-1920) Scottish Fantasy for Violin and Orchestra Op. 46
      10. 1st Movement Introduction - Grave
      11. Adagio Cantabile (on 'Thro' the Wood Laddie' / `Auld Rob Morris')
      12. 2nd Movement - Allegro (on 'Hey the Dusty Miller')
      13. 3rd Movement - Adagio
      14. Andante Sostenuto (on 'I'm a Doun for Lack O'Johnnie')
      15. 4th Movement, Finale - Allegro Guerriero (on 'Scots Wha Hae')

    Vanessa-Mae / Traditional Scottish Folk Song
      16. 'I'm a Doun for Lack O'Johnnie (A Little Scottish Fantasy) [/texto]



Escribe Vanessa-Mae
Esta serie está completamente dedicada a la música clásica, a la cual llamo "mi patrimonio". Cuando realicé mi primer álbum pop de fusión tecno-acústica de violín (llámelo música alternativa de violín, si le gusta) yo ya era conocida como violinista clásica con tres grabaciones clásicas y varias giras dando conciertos, a sus espaldas. En aquel momento, recuerdo, tuve que garantizarle a los escépticos que esto no significaría un alejamiento permanente de lo clásico. Ahora, después del suceso de "Violin player", me encuentro teniendo que asegurar que el lanzamiento de esta serie clásica no es un replanteamiento de mi producción musical, como cierto "simplón" escribió (como si él fuera cambiar su estilo de escritura luego de lograr un best seller de 2 millones de unidades). No, yo estoy orgullosa y agradecida de que, haber seguido mis propios instintos en cuanto a la música y al violín, haya sido correcto. El violín en manos hábiles no es un instrumento pasado de moda, sólo para tocar música de museo. El violín es versátil si el violinista lo es, y yo, por lo tanto, me mantengo firme en mi convicción de que mis dos carreras, la clásica y la contemporánea, deben ir e irán juntas.
También, varias veces me han preguntado si mi audiencia podría sentirse confundida. ¿Porqué lo estarían ellos si yo no lo estoy? La música es música. Sea esta clásica o pop, a usted o le gusta o no le gusta. Ciertamente, hasta cierto punto, una buena pieza pop puede tener mas proximidad, pudiendo usted suponer que es así por estar creada ahora, como música de este tiempo en el que vivimos. Además de ello, debe ser inmediato, se debe sentir familiar, debe reflejar cosas, emociones, problemas, climas y sonidos que estén presentes alrededor nuestro. Esto es pop. Esto es representativo del pueblo.
Lo opuesto de esto es, por supuesto, la música clásica. Sin embargo, como está menos próxima, la música clásica es muchas veces mal interpretada como difícil o elitista. Esto, simplemente no es cierto. Sólo es poco familiar debido a que fue hecha en una época donde diferentes clases de sonidos musicales, instrumentos y estilos de ejecución fueron comunes y comenzaban a desarrollarse orgánicamente hasta ser lo que es la música hoy. Esta música perduró en el tiempo, preservando aquellos sonidos que ahora nos resultan poco naturales, debido a lo diferente del tiempo en que vivimos. Esta música del pasado sonará mas o menos confortable para aquellos de nosotros que, por hábito u oportunidad, hayan oído mas o menos de ella. Pero solo hace falta familiarizarse para ayudar a la apreciación. No es necesario estudiar, o adquirir pretensiosos términos técnicos en lenguas extranjeras. Me fastidia cuando la gente usa sus conocimientos especializados para enajenar y mantener fuera a aquellos otros que pueden no haber tenido el tiempo, la oportunidad, el interés o la necesidad de adquirir los mismos conocimientos. El conocimiento es bueno para aquellos que lo quieren y aquellos que lo necesitan. Yo soy un ejemplo de esto último, ya que necesita tocar la música y hacer de ella una vida. Este, ciertamente, no es un pre-requisito para gustar y disfrutar la música clásica. Créame. No es importante saber cuándo nació Beethoven, sinó disfrutar el Romance en Fa. Para ilustrar esto con un ejemplo aún mas extremo, me gustaría compartir...
Aparentemente el director tenía el irritante hábito de tratar de impresionar a los músicos con discursos de interesantes hechos históricos y detalles en los ensayos, en lugar de dirigir habilmente y tocar música con ellos. Sin embargo, algunos de nosotros queremos averiguar mas acerca de Beethoven porque ocurre que nos gusta su música y lo que pueda resultar curioso sobre el. Esto es lo mismo que con las estrellas del pop; hay muchas veces una ávida fascinación de conocer más sobre un ídolo musical ?qué los hace enojar, que clase de infancia tuvieron, etc.- Pero, a menos que usted sea un fan devoto, es posible que sólo quiera sentarse y disfrutar de la música, que para eso es, y hacer sólo eso. Disfrutar la música clásica puede tomar un poco de tiempo y requerir cierta actitud. Si usted se aproxima a la música, aceptando que ésta requiere un poco de familiarización, (ya que no fue escrita por gente como usted o como, yo ni para gente como usted o yo, ni fue escrita en estos o para estos días o épocas), entonces usted está preparado para una pequeña aclimatación.
Usted la escucha, tratando de imaginar un mundo sin autos, sin radios, sin esto, aquello y lo otro; esto necesita un poco de adaptación para cualquier oído a fin de ponerse a tono con música de esta clase. Por supuesto, hay algunos favoritos que se escuchan todo el tiempo, día tras día, en los vestíbulos de los hoteles, consultorios de dentistas, salones de belleza, etc. Por ejemplo, "Las Cuatro Estaciones" de Vivaldi, y algunos otros. Esto es así porque su familiaridad hace que lleguen a muchas personas, que las conozcan, que se sientan cómodos y disfruten escuchándolas. Aparte de estos favoritos de toda hora, hay muchas otras piezas de muy buena música del pasado que creo que merecen reconocimiento. Ellas sólo necesitan ser interpretadas y, por supuesto, que se les dé una oportunidad. Por eso, yo apruebo que la gente se acerque a esta música con la actitud necesaria, a fin de apreciar las diferencias entre ésta y la música pop, la que sucede hoy, y también que le dé tiempo para que se vuelva familiar.
La música clásica de este álbum no es, de ninguna manera, fácil de escuchar por ahí; No he elegido aquellos favoritos "de toda hora", esos que usted oye alrededor suyo todo el tiempo. Elegí obras que no son bocadillos musicales clásicos usados en jingles publicitarios, pero que igualmente merecen ser oídos. Todas estas piezas tienen algo especial en sí mismas y nos muestran una parte importante de la historia del violín y de su modo de uso en tiempos pasados. Nada, en el trasfondo o en el contenido de estas obras, indica otra cosa mas que la intención del autor, al componerlas, de que el ejecutante y el público disfruten escuchándolas. No hay profundas declaraciones moralistas detrás de estas obras. Fueron escritas en sus respectivos períodos puramente para disfrute de ejecutantes y oyentes. Ciertamente disfruto estando de ambos lados ?tocando y oyendo estos trabajos- y espero que todos sean capaces de compartir, como yo hago, el placer que la gente del pasado encontró en estas obras musicales para violín.
Cuando usted comience con el solo de Bach, no debe sorprenderse o apagarlo por hallarlo seco y de apariencia solemne. Al fin y al cabo, esta música fue escrita para un violín solo, no para una rica y numerosa orquesta o para el complejo "multitrack" de la música pop. Esta obra consiste en una colección de danzas, despreocupadas y divertidas. Cada uno de los movimientos puede ser disfrutado independientemente y eso me hace recordar cuando tenía que bailar y saltar en "Gavotte", durante mis clases de ballet en mi tierna infancia. La medida y escala de la música de violín en este álbum se va incrementando progresivamente, desde el violín solitario en la Partita de Bach, pasando por el Scherzo de Brahms, el cual introduce un piano, hasta el violín acompañado por una orquesta en el Romance de Beethoven. Para finalizar, en la Fantasía Escocesa de Bruch, estoy acompañada por una orquesta muy grande, capaz de muchas mas texturas y colores, para ayudarme a presentar una obra con una sonoridad impresionantemente completa y vibrante, aún sin la moderna tecnología.
He disfrutado mucho trabajando en este álbum y continúo haciéndolo al tocar y escuchar estas piezas. Espero que usted disfrute también este pequeño viaje al pasado, junto a mí y al violín.
Vanessa-Mae Septiembre de 1996.


Vanessa-Mae
Vanessa-Mae nació en Singapur el 27 de Octubre de 1978, en el cumpleaños de Paganini, y a los cuatro años se mudó a Londres donde comenzó sus estudios de piano y violín. Después estudió con el prestigioso profesor Lin Yao Ji del Conservatorio Central de China y con el profesor Félix Andrievsky del Royal College of Music, en Londres. Vanessa hizo su primer concierto en Londres, junto a una orquesta, a la edad de 10 años.
Cuando tenía 12, realizó una gira internacional como solista de concierto y recitalista, realizando dos grabaciones clásicas y embarcándose en la realización de una tercera, la cual la haría poseer el récord de ser la intérprete más joven en grabar los conciertos de violín de Tchaikovsky y Beethoven.
La crítica la aclamó por sus trabajos dentro de un amplio repertorio clásico con calificaciones como "supernatural" o comparaciones con Mozart y Mendelssohn por ser una verdadera niña prodigio. La revista "Gramophone" habló de "fenomenalmente talentosa" y la BBC1 la llamó "la violinista joven más emocionante del mundo".
A los 14, V-M comenzó a trabajar con EMI, y en un convenio sin precedentes acordó grabar tanto pop como clásico en un único convenio para una única artista. En febrero de 1995, V-M debutó como artista pop realizando "The Violin Player", su primer álbum de fusión tecno-acústica. Este álbum fue un suceso mundial, y hacia 1996, tras varios millones de copias vendidas, alcanzó el oro y fue multiplatino en mas de 20 países, entre ellos el Reino Unido, Alemania, Australia, Polonia, Singapur, Brasil y Malasia.
Como artista de conciertos en vivo, V-M también se muestra única, cabalgando las arenas clásicas y del rock and pop con igual autoridad. Ella está al mando de una formidable técnica clásica, musicalidad y repertorio para sus conciertos clásicos, así como un deslumbrante virtuosismo y poder de proyección que emplea para completar el efecto en la ejecución de su propia música. El año pasado se convirtió la primera y única artista en llevar a las primeras planas un concierto clásico en el Royal Albert Hall, tocando un concierto de violín con una orquesta sinfónica en la misma semana que se agotaron las entradas para su concierto tecno-acústico "Red Hot", que se daría en la misma sala. Ambas actuaciones fueron filmadas para la TV, estando la última ahora disponible como video comercial para venta al público.
En una abultada y agotadora agenda, durante el año pasado V-M visitó mas de 33 países, muchos de ellos varias veces y a pedido de los mismos, y realizó presentaciones en shows en vivo, shows televisivos y festivales de rock como San Remo en Italia, Midtfyns en Dinamarca y Out in the Green en Suiza; además, llenó prestigiosas salas de concierto, tales como la Berlin Philharmonie, la Leipzig Gewandhaus, la Vienna Konzerthaus, el Salzburg Festival Hall, el Royal Albert Hall, etc. obteniendo en todos los casos ovaciones de pié.
En el "Out in the Green" de Zurich, compartió temas con Status Quo y con Rod Stewart, recibiendo una ovación de 20 minutos de los excitadísimos 50.000 espectadores que la vieron. Cuando abandonó el escenario, la multitud tardó 10 minutos más en calmarse antes que Rod pudiera comenzar con su show.
Mas tarde, V-M reforzó su imagen de artista explosiva en vivo en el Sopot Festival, compartiendo su presentación con Annie Lennox. Como su presentación era transmitida en vivo y fueron requeridos varios bises, toda la programación de la cadena de TV se vio retrasada en su horario central, ya que literalmente no se animaban a sacarla del aire, debido a la abrumadora acogida que le brindó el público. Así, fue el público quien llevó al álbum al status de multiplatino, una hazaña histórica en Polonia para un disco de un artista extranjero.
En su serie de conciertos pop por el mundo, V-M ha hecho un esfuerzo por introducir a su nueva audiencia las variadas influencias culturales e intereses artísticos de su vida, incluyendo muchas veces ritmos locales del país que visita y música tradicional de violín, que ella llama su "patrimonio". Siguiendo un exitoso tour de 34 días por el Reino Unido en el verano de 1995, V-M está actualmente realizando su Red Hot Tour alrededor del mundo. En los primeros meses de este año ya ha visitado Singapur, Malasia, Polonia, la República Checa, Alemania, Suiza, Taiwan, Hong Kong, Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Francia, Australia y Nueva Zelanda. El entusiasmo generado por sus conciertos es ilustrado por llenar todos los huecos disponibles en su tour previsto originalmente en el Reino Unido como en el resto de Europa. A causa de la demanda de actuaciones sin precedentes, se le sugirió agregar dos fechas extra en el Vienna Konzerthaus; el debut en Viena fue brillante y fue necesario agregar una actuación extra, una matiné en el Munich Philharmonie.
Vanessa-Mae ha traspasado todas las barreras geográficas, culturales y generacionales, y en respuesta a los pedidos que le hacían distintos países, visitó el resto del mundo y volvió a muchos de los lugares ya visitados en un segundo tour el mismo año.
V-M ostenta el status de una artista aclamada mundialmente, y esto se evidencia en la variedad de galardones que le han otorgado. Fue premiada en 1995 con el premio Bambi a la artista clásica internacional del año, en Alemania, y en enero de este año fue nominada para los Brit Awards en el rubro mejor solista femenina. Mas recientemente se convirtió en la única y mas joven artista en ganar dos premios Echo por "álbum mas vendido del año" y por "Clásicos sin fronteras".
En 1995 tuvo el raro honor de ser invitada a dar un discurso en el Oxford Union, de 172 años de antigüedad, en la famosa Cámara de debates, haciendo historia debido a que, con sólo 16 años, fue la persona mas joven en hacerlo. El evento tuvo otra historia inolvidable cuando los miembros la ovacionaron de pié.
V-M continúa recibiendo nominaciones y premios en todo el mundo, no solo por su educación musical y su pericia técnica, lo cual es obligatoriamente necesario para una carrera de violinista virtuoso de esta clase, sino también por la inventiva y creatividad con que volvió al violín capaz de relacionarse con la nueva cultura pop y las influencias musicales contemporáneas.
Vanessa-Mae se convirtió en la primera artista extranjera en ser invitada a tocar el Himno Nacional en el Play-Off de la World Series en Wrigley Field y en Komiskey Park, en EE UU, donde también tuvo el honor de ser invitada al programa de Jay Leno, el de mayor rating, en el show más importante del año de dicho programa: el del Día de Gracias. A principios de este verano, actuó en su más exitoso concierto televisado, durante la conferencia del G7 en Francia ante una entusiasmada audiencia de 150.000 personas.
Con este álbum, V-M vuelve a su patrimonio clásico con el lanzamiento de una nueva serie de discos. El primero de estos álbumes está dedicado a cuatro compositores alemanes. Vanessa-Mae explicó la elección del repertorio de este primer álbum de la serie en su "Speech on Tour"* (una adaptación y traducción de textos originales de varias de sus conferencias en su tour de conciertos por Alemania y Austria en el verano de 1996) el cual estará disponible en una versión ampliada de este CD, del que se realizará una edición limitada en 1997.
*En Alemania y Austria (como en mas de 20 países) su versión tecno-acústica de la Tocata y Fuga de Bach (primer single de su álbum pop) y el álbum en sí mismo desbordaron los charts tanto con el público pop como con las audiencias clásicas, que brindaron su ovación de pié en el Berlin Philharmonie, Munich Philharmonie, el Vienna Konzerthaus (donde el público exigió nuevos conciertos), el Salzburg Festival Hall y otros prestigiosos lugares. Vanessa-Mae ha recalcado varias veces la mentalidad abierta de quienes aman la música, en el país que produjo a Bach y su Tocata y Fuga original para órgano. Luego de un brillante tour de debut con Red Hot, V-M ha retornado a Austria y Alemania para un segundo e igualmente exitoso tour este año esta vez tocando solo música clásica con una orquesta sinfónica.
Septiembre de 1996

Acerca de la música
Durante toda su carrera, J. S. Bach balanceó exitosamente la considerable práctica de producir regularmente trabajos para sus empleados con un natural talento para convertir en extraordinario lo ordinario. Al igual que muchos grandes artistas, Bach asimiló velozmente las técnicas y estilos de las formas de música popular de sus días y del pasado, usando aquello como fundamento para trabajos que exploren el más profundo y previamente inexplorado territorio emocional.
Sus seis composiciones para solo de violín sobrevivientes - tres sonatas y tres partitas - surgieron desde un saludable repertorio de piezas tradicionales austríacas y alemanas para este instrumento. Pero Bach fue mas allá de los límites expresivos impuestos por otros al crear una serie de trabajos que figuran entre los más finos jamas compuestos para el instrumento y que aún constituyen un verdadero patrón contra el cual medir la destreza técnica y musical de un violinista.
Los trabajos de Bach para solo de violín fueron muy probablemente escritos en la corte del príncipe Leopoldo de Anhalt-Cöthen, donde sirvió como kapellmeister desde 1717 a 1723. Es posible que se haya inspirado en el excepcional talento de Johann Pisendel, un antiguo alumno de Vivaldi y líder de la Orquesta de la corte de Dresden. Cada una de las partitas toma la forma de una suite con distintas danzas como movimientos. Para la Partita N° 3 en Mi, Bach adoptó las danzas convencionales, usualmente reservadas a suites orquestales, y las arregló en un orden aparentemente aleatorio. La obra abre con un energético Preludio (el que luego Bach orquestó y presentó como Sinfonía de la Cantata 29), compensado por un nostálgico Loure y una elegante Gavota en Rondó (ambos decididamente danzas modernas y refinadas por entonces). Luego de los dos Minuetos, un gallardo Bourrée concluye con dramáticos efectos de eco, y un rimbombante Gigue proporciona una triunfante conclusión.
Si bien el principal instrumento de Beethoven fue el piano, también destacó como violinista. Hizo pues, mucho en su música orquestal y de cámara para extender los límites expresivos y técnicos del violín, más notoriamente en el Concierto para violín de 1806. Unos ocho años antes, compuso el primero de dos romances para violín y orquesta (Curiosamente, éste fue publicado después que el segundo y lleva un número de opus superior), un elegante trabajo lírico, distinguido por su elevada y delicadamente hermosa línea de solo. Puede ser que Beethoven haya proyectado uno u otro de los Romances para servir como movimiento lento para un anterior e inconcluso concierto de violín. Ciertamente, el Romance en Fa comparte la misma calificación de "fragmento sobreviviente de un concierto", y es bendecido con una elocuencia que presagia el exquisito movimiento lento del concierto de 1806.
El virtuoso violinista húngaro de 12 años, Joseph Joachim, causó una profunda impresión en aquellos que lo escucharon debutar públicamente en Leipzig en 1843. Robert Schumann estuvo entre aquellos que fueron a admirar la musicalidad penetrante de Joachim y su prodigiosa habilidad técnica, una combinación que rápidamente consiguió la aclamación internacional. En 1853, Schumann invitó al violinista a viajar a Dusseldorf para estrenar la Fantasía en Do (de Schumann) para violín y orquesta. La fiesta de bienvenida incluyó una composición del alumno de Schumann, Albert Dietrich, y el pianista y compositor hamburgués de 20 años Johannes Brahms quien se había incorporado recientemente a la familia Schumann por su mutuo amigo Joachim. Sucedió que un tiempo antes, Schumann había sugerido a sus jóvenes colegas que compusieran conjuntamente una sonata en honor de Joachim. Cada movimiento incluyó temas basados en mayor o menor medida en las notas Fa-La-Mi (F-A-E), un código musical para el lema del violinista "Frei Aber Einsam" (libre, pero solitario).
Brahms suministró el tercer movimiento de la obra, un chispeante scherzo, cuidado, artesanal, lleno de vida rítmica aún en esta sección mas bien lírica. El compositor proveyó abundantes trucos y volvió a mostrar el virtuosismo de Joachim, para un mayor lucimiento.
Dietrich después recordó: "Brahms escribió el Scherzo sobre un tema de mi Primer movimiento. Después, tocando la sonata con Clara Schumann, Joachim reconoció inmediatamente al autor de cada parte."
Joachim provee un enlace común entre el Scherzo de Brahms y la Fantasía Escocesa de Bruch ya que este violinista fue quien ejecutó por primera vez ambas obras.
El trabajo de Bruch, compuesto en Berlín en el invierno de 1879, es precisamente descripto en la página del título como "una Fantasía para violín con orquesta y arpa, usando libremente melodías folklóricas escocesas", firme evidencia de la fascinación del compositor por la música tradicional escocesa. Muchos años antes, había descubierto una copia de la Antología folklórica "El museo musical escocés", de James Johnson y Robert Burns. Sus melodías ofrecieron una abundancia de ideas que Bruch filtraría a través de su propio lenguaje musical. Él escribió: "Es una regla; una buena melodía folclórica es más valiosa que 200 obras de arte creadas. No he venido a este mundo a hacer otra cosa mas que, desde mis 24 años, estudiar la música folklórica de todas las naciones con seriedad, perseverancia e interés inacabable."
Después de una lenta introducción evocativa, cada movimiento de la Fantasía Escocesa construye su tema principal con una melodía escocesa preexistente. Abriendo con ""Thro" the wood laddie" que continúa con la vivaz danza "The dusty miller", pasando de un apasionado sostenuto en "I'm a doun for lack o'Johnnie" a un belicoso final en el popular "Scots wha hae wi, Wallace bled".
Andrew Stewart 1996

Citas citables
Desde Dresden: Concierto de apertura de la Sommertour mit Orchester (clásica), agosto de 1996.
"Cuando la violinista adolescente estuvo en el escenario, solo un par de cosas parecía existir para ella: su instrumento y hacer música... y ella es un excelente master de ambas."
"A veces la vida es así: la expectativa sólo puede ser satisfecha a medias, pero no hay desilusión, sólo satisfacción."
"Algunas personas asistieron al concierto interesadas por el programa clásico ?que incluía a Brahms, Beethoven, Vivaldi- que figuraba en las entradas. Otros para ver y escuchar a la Vanessa-Mae que conocían de la TV y de su álbum "The violin player". El prodigio del violín de sólo 17 años tuvo éxito al atraer a dos grupos por igual. Esto es por lo fascinante de su personalidad y de su forma de tocar el violín. Un programa diseñado a la perfección, con comentarios informativos en los intermedios y agradables charlas a cargo de la solista, haciendo a todos sentirse parte de la "encantadora audiencia".
Vanessa-Mae se ha destacado entre una multitud de niños prodigio, muchos de los cuales han surgido, como ella, en Asia, siendo algo especial. Una paradójica combinación de lo típico y lo único; de poseer un maravilloso don como violinista y coraje en comprometerse en una extraña aproximación a su arte. De esta manera, interesa y atrae a mucha gente que, de otro modo, podría no tener tiempo para dedicarle a los repertorios clásicos.
Lo que ella ofrece es como una danza sobre cuatro cuerdas, y cómo ella lo presenta demuestra una perfecta producción. Tocando la Fantasía Escocesa de Bruch en un vestido de tul amarillo, se veía como una muñeca china girando alrededor de una caja de música. Tocó la Tocata y Fuga de Bach, así como el Romance en Fa de Beethoven con un vestido azul transparente; y Carmen, por supuesto, en uno de vivo color rojo. Los intermedios para cambiarse de vestido fuero usados para impartir a la audiencia valiosa información relativa a los trabajos musicales..."
"Y así, Vanessa-Mae se hizo exitosa. Con el swing de sus caderas, su sonrisa encantadora y los sonoros pasos de sus pies enfundados en botas, ella estimuló incluso a los músicos de mas edad de la orquesta a alcanzar el máximo rendimiento con su mejor actuación . No hace falta decir que tuvo al público bajo su control todo el tiempo.
Hubo bises ?cumplidos con el violín electrónico blanco- y la audiencia agradeció con flores, presentes y aplausos rítmicos..."
"Una audiencia de 3000 personas satisfechas se retiraron del recinto con el deseo de dormir bien en esta fresca y hermosa noche del último día de agosto"
Dresdener Neueste Nachrichten, agosto de 1996.
  
Desde Berlín, concierto de apertura del Red Hot Tour (pop), febrero de 1996.
"Su concepto es muy exitoso. Vanessa-Mae es uno de los poquísimos artistas en lograr que la más rara mezcla de audiencias se paren a ovacionarla. Ha nacido una estrella." (Die Welt)
"Nadie se quedó en su asiento durante los bises. La opinión unánime: sensacional." (BZ ? Berlín)
"El comienzo de su primer tour alemán no podía haber sido mejor: la maravillosa violinista Vanessa-Mae fue celebrada con ovaciones de pié en una sala repleta." (Berlinen Kurier)
  
Desde todo el mundo:
"De pié para una hazaña de violín."
(Daily Express, Mayo de 1995) "Maravillado por la maestría de Mae"
(Review, junio de 1995) "Vanessa-Mae es simplemente asombrosa"
(Evening echo, junio de 1995) "Brillante joven violinista que va mas allá de la publicidad exagerada"
(NZ Herald, enero de 1996) "Un pequeño copo de nieve al violín. El talento de la virtuosa violinista de 17 años fue una joya, una sorpresa."
(BT, julio de 1996) "Mágica Mae. No sólo se ve bien, sinó que también toca el violín como los dioses"
(Global Press, julio de 1996) "El sábado, todo en el castillo fue perfecto. El espectacular ambiente de una de las más hermosas arenas de concierto del país, un suave sol en el cielo del atardecer, aún cuando unas amenazantes nubes de tormenta se mantenían a cierta distancia. Un poco mas hermoso y sería kitsch! Lo mismo va para Vanessa-Mae. La brillante virtuosa de 17 años ya es un master de su instrumento, y acompañada por su orquesta, le puso una cara completamente nueva a los tradicionales caballitos de batalla de Bach, Paganini y Vivaldi. A usted, Vanessa-Mae puede o no gustarle, aunque su éxito dejó en claro que tiene bien merecida la aprobación del público. Por supuesto, el éxito produce envidia y algunos le reprochan que lo suyo es una traición y una deshonra para la música clásica. ¡Todo basura! En su propio estilo, individual e inimitable, ella es una inspiración para la música clásica. Las remeras de Vanessa-Mae se han vendido como pan caliente"
(Neues Volksbatt, agosto de 1996) "Clásica y diferente. La audiencia, desde los punks de pelos azules hasta los jóvenes estudiantes, educados y de buen nivel cultural, llenaron el lugar hasta el último asiento para ver a la violinista de 17 años Vanessa-Mae. La Violinista del Diablo ?después de todo, su cumpleaños es el mismo de Paganini- sólo encontró alabanzas. La técnicamente perfecta violinista (que fue descripta de esta manera por uno de sus primeros profesores: "No es exactamente Mozart, pero es lo más talentoso que yo he visto!") ejecutó una gran diversidad de música para violín..; Ella reprocha a los autodenominados "moralistas musicales" quienes critican su versatilidad de estilos abarcando pop, clásico, rock, folk y sus propias composiciones. "Por supuesto que uno puede modernizar y re-arreglar la música. De otro modo, Paganini hubiese tenido que cantar muchas piezas en lugar de tocarlas con su instrumento; y Bizet...él tuvo bastante perspicacia comercial como para re-arreglar las partituras de Carmen transformándolas en versiones instrumentales." Los músicos pedantes continuarán teniendo pesadillas; los otros, casi con seguridad imitarán a aquellos dos millones que ya compraron el CD de Vanessa-Mae."
(Kleine Zeitung, agosto de 1996)
  
De su juventud:
"Talento escalofriantemente precoz"
(Kenwood Lakeside Concerts) "La violinista nacida en Singapur cosechó estruendos en Edimburgo"
(Reuters) "Magnífica. Ser etiquetada como niño prodigio puede ser enervante, pero Vanessa-Mae es una violinista de suficiente talento como para trascender semejantes rótulos. Su ejecución exhibe una inmensa habilidad técnica aliada a una colorida tonalidad y excepcional sensibilidad musical. Es esto último lo que la distingue de un mero prodigio musical."
(Times Colonist) "Niña genio"
(City life) "Aún en estos días de niños golpeadores, Vanessa-Mae es una especie de fenómeno. Con 12 años, se paró frente a una de las grandes orquestas del mundo. La audiencia estaba embelesada. Ella tocó con majestuosidad, porte y perfección."
(The journal) "El folleto publicitario describía a Vanessa-Mae como un asombroso prodigio, y así es ella. Ver la pequeña figura tocar tan desenvuelta y llenar el largo hall con el dorado sonido de su Guadagnini fue una experiencia que perdurará en nuestras memorias"
(Manchester Evening News) "El joven prodigio ejecutó una verdadera lección como un gran maestro el viernes en su concierto, causando que los estudiantes del conservatorio (donde tuvo lugar el recital) creyesen haber estado desaprovechando sus instrumentos"
(La Voix) "Entrando humildemente en el escenario vistiendo la incongruente mezcla de una fluída falda adornada con lentejuelas y pesadas botas negras, Vanessa-Mae reflejó la tendencia a la moda de una celebridad adolescente. Su ejecución fue, sin embargo, enloquecedoramente madura y profesional..; La joven mujer, tocando con una facilidad, o mas bien, una fluidez sobrenatural, con lo cual desmiente la dificultad de su tarea. No hay contorsiones, ni esos gestos agonizantes de los artistas cuando trabajan..."
(Regional News) "Lo que ella tiene, como Mozart y Mendelssohn, es una madurez que va mas allá de su edad"
(Michael Gough Matthews, director del Royal College of Music, en la revista You) "Ella se ve como si hubiese nacido con el violín. Yo estaba celoso al ver con qué facilidad ella tocaba las cosas más difíciles. Probablemente no tiene idea de cuánta dificultad hay en lo que ella hace."
(Profesor Felix Andrievsky, violinista pedagogo, en la revista Gramophone)

Viktor Fedotov
La forma en que Viktor Fedotov llegó a la fama es, como en el caso de Vanessa-Mae, material de leyendas. A los 15 años hizo un imprevisto debut cuando el director de la orquesta en la cual tocaba, como el miembro más joven, sorpresivamente se desplomó en medio de un concierto, justo después del tercer movimiento de la Sinfonía N° 4 de Tchaikovsky. El intrépido adolescente tomó la batuta y llevó la sinfonía hasta su cierre, siendo entonces ovacionado y llevado en andas fuera del hall por los miembros adultos de la orquesta.
Viktor Fedotov se incorporó al prestigioso Leningrad Kirov Theatre of Opera and Ballet en 1951 y, aunque trabajó en el teatro ascendiendo hasta convertirse en el Director artístico de la compañía, fué también uno de los pocos favorecidos "protegidos" del exigente y perfeccionista Mravinski, quien invitó varias veces a Fedotov a dirigir la Leningrad Philharmonic Orchestra en su lugar. Fedotov ya se retiró de su cargo de director artístico del teatro aunque continúa su larga vinculación como un muy venerado director, tanto de la Leningrad Philharmonic Orchestra como del teatro.
Fedotov ha dirigido, como invitado, en las mas importantes salas de ópera y trabajado con las mejores orquestas del mundo y los mas respetados solistas.
Fedotov tiene el raro honor de ser el único director a quien toda la orquesta del Royal Opera House contrató para tocar cuando fue anunciado su compromiso para dirigir la enésima interpretación por parte de la compañía, de "El Lago de los Cisnes".
Fedotov ha hecho incontables grabaciones para los mayores sellos, y su repertorio incluye no solo las óperas familiares, ballets y trabajos sinfónicos, sinó también música contemporánea de compositores rusos y occidentales. También es compositor y reside principalmente en Rusia.
Habiendo ya recibido muchos premios y honores a través de los años, incluyendo el ser un artista popular en muchas ocasiones, Viktor Fedotov fue declarado "Academia" de Rusia en 1995. Este fue el mayor honor jamás otorgado a un ciudadano de aquel país.
A su trabajo con Vanessa-Mae en este álbum, el lo llamó "mágico".



Fotos


Volver a Albumes

 

  
Sitio creado por Jorgemae (contenidos) y El_Guille (programacion cgi). Usted es la visita Nº 2298474 desde Diciembre 2000.
Esta es una página sin fines de lucro. NO estamos relacionados con Vanessa-Mae ni con ninguna compania discografica. Cualquier contenido que viole los derechos de autor, notifiquelo por email a info@vanessa-mae.com.ar, y será removido inmediatamente. Sitio diseñado en 800 x 600. MAPA DEL SITIO